Cómo Hacer Slime de Mantequilla

Cómo hacer Slime de Mantequilla

También llamado Butter Slime, el Slime de mantequilla es la nueva tendencia que todos quieren poseer. Como su nombre lo indica, este Slime emula perfectamente la contextura de una pieza de mantequilla, lo cual hace que sea un Slime no comestible perfecto para jugar y pasar un rato relajante y creativo en el acto.

Curiosamente y aunque no lo parezca, el Slime de mantequilla es uno de los más fáciles de hacer en casa, siendo solo necesario un par de ingredientes simples de conseguir. 

Receta para Hacer Slime de Mantequilla

Ingredientes

  • Tres cucharadas de cola o pegamento líquido blanco.
  • Cuatro cucharadas de espuma de afeitar.
  • Media cucharada de bicarbonato de sodio.
  • Tres cucharadas pequeñas de agua.
  • Colorante alimenticio color amarillo.
  • Dos cucharadas pequeñas de líquido para lentillas o lentes de contacto.
  • Dos cucharadas de maicena o harina de maíz.
  • Una cucharada de aceite para bebés transparente.

Pasos

  1. Toma la porción de pegamento líquido que ya has separado y mézclala con tres cucharadas de espuma para afeitar.
  2. Cuando la mezcla anterior se haya indexado correctamente, añade y mezcla la media cucharada de bicarbonato de sodio.
  3. Ahora, añade la porción de agua anteriormente comentada sin dejar de mezclar.
  4. En este punto, puedes añadir el colorante amarillo que hará parecer al Slime como si fuese mantequilla.
  5. Una vez que todos los ingredientes hasta ahora mencionados estén mezclados de forma homogénea, llega el momento de añadir las cucharadas de líquido para lentes de contacto, mezclando muy bien como hasta ahora has estado haciendo.
  6. Añade una cucharada de maicena o harina de maíz para dar más consistencia a la mezcla y combina todo hasta que quede homogéneo. Cuando se haya mezclado correctamente la primera cucharada añade la otra cucharada restante.
  7. Finalmente, mezcla toda esta sustancia con aceite de bebé y sigue mezclando hasta alcanzar la consistencia y textura general que el Slime debería tener.

Si en el último paso aún tienes un Slime pegajoso, entonces puedes añadir poco a poco más maicena e ir mezclando y amasando para que obtenga ese aspecto a mantequilla que tanto quieres lograr. ¡Ya tendrás un Slime de mantequilla suave para jugar!

Ten presente que tendrás que amasar muchísimo esta mezcla para que quede con la textura y suavidad tan característica de la mantequilla convencional, pudiendo obtener como resultado un Slime espumoso que podría pasar fácilmente como mantequilla de verdad. ¿Qué dices, te animarás a probar esta receta de Slime?

¡ADVERTENCIA!: No es comestible.

Video Explicativo de Cómo hacer Slime de Mantequilla

Ir arriba